¿Qué es un segundo cerebro y para qué lo necesito?

por | Nov 15, 2019 | Productividad | 0 Comentarios

Si me lees en Twitter, habrás notado que he estado hablando sobre "El Segundo Cerebro".

Una herramienta que puede ayudarnos a hacer una de las tareas más difíciles que tenemos en la actualidad: procesar información.

Sin rodeos, vamos a empezar.

Antecedente: la era de la información

Seguro que has leído esto en todas partes: "¡Estamos en la era de la información!"

¿Qué quiere decir esto? Que acceder a toda clase de información en la actualidad es demasiado fácil.

Al menos en comparación a 20 años atrás, por decir lo menos.

Gran parte de esta realidad se la debemos a nuestro siempre fiel compañero de desvelo y procrastinación: Google. Y claro, Google no existiría si no fuese por el Internet.

El flujo, creación y entendimiento de la información es una de las razones por las que nuestra especie sobresale de las demás. Es mucho más fácil avanzar aprendiendo de otros directamente que muriendo durante siglos de la misma forma para poder adaptarte o extinguirte.

En fin, el asunto es que todo el conocimiento del mundo (que hemos descubierto o creado hasta ahora) está literalmente a un par de movimientos de tu dedo pulgar o clics de tu mouse.

Y eso es maravilloso, pero tiene dos problema:

  1. Esa información no está organizada.
  2. No toda la información es de calidad para nosotros.

El problema: mucha información pero sin organización y estándar calidad.

Todo el tiempo estamos consumiendo información de todo tipo.

Facebook, Twitter, Instagram, Google, Whatsapp, el smartphone, la laptop, etc. Todo está dispuesto para que consumamos toda clase de información y en todos los formatos posibles: texto, video, imágenes, juegos, interfaces, etc.

Toda esta información viene a nosotros de muchas partes de manera desordenada y no siempre es de nuestro interés.

La información de mierda, que es mucha en internet, es fácil de desechar y desestimar pero, ¿Qué sucede con lo contrario?

¿Qué haces con ese artículo increíble que leíste? ¿Qué haces con ese vídeo tan útil? ¿Qué haces con esa frase increíble que viste por ahí? ¿Qué tal el podcast genial que te aclaró tantas cosas?

Ese es el asunto: tratamos la información valiosa de la misma forma como tratamos a la información de mierda y eso es un desperdicio total.

La solución: un sistema fuera de nuestro cerebro, un segundo cerebro.

Identifiqué este problema justo cuando pasé de consumir todo mi contenido en las Redes Sociales a blogs en inglés.

Déjame hacer un paréntesis para decirte que el internet en inglés es un millón de veces mejor que el internet en español. Ok seguimos.

Todo el conocimiento que leía era sorprendente. Por 1era vez en todos los años que llevo en internet, sentía que alguien compartía cosas conmigo sin la intención de venderme algo. Y no solo eso, todo era información nueva.

No se si te ha pasado que parece que todo el mundo habla siempre de lo mismo: lo que está de moda, los 3 trucos para lograr cualquier cosa, el curso súper arrechisimo, la fórmula secreta para acabar con todos los problemas, ES UN FASTIDIO. Especialmente, porque todos dicen exactamente lo mismo con palabras diferentes.

Pero los gringos no, demonios, ellos si que profundizan.

En fin, tenía esta cantidad cada vez más grande de contenido genial y debía hacer algo con ella, especialmente si quería utilizarla luego.

Y lo que creó el problema, me dio la solución.

Tiago Forte es un experto en productividad de los de verdad y fue quien introdujo este concepto para mi.

El segundo cerebro es un sistema que sirve para capturar, procesar y organizar información de manera que podamos liberar a nuestro cerebro de esa tarea para la que es muy malo y además nos permita utilizar esa información luego para crear contenido.

Nuestro 2do cerebro, al igual que el original, no debe organizar toda la información disponible en el mundo sino, únicamente la que es importante y útil para nosotros, esto es lo que llamo estándar de calidad.

Todo junto crea una potente herramienta capaz de mejorar nuestro aprendizaje y proceso creativo.

Todavía no entiendo, ¿Por qué es taaan increíble?

Puede parecer cualquier cosa pero no lo es.

Esta herramienta tiene unos beneficios muy poderosos:

Organización y búsqueda:

El beneficio más evidente es que no vas a tener que adivinar nada.

Se acabaron los días de: "¿Dónde habré leído esto?", "Un vídeo que tengo por aquí en alguna parte" y sobre todo, vagar infinitamente en el internet por un dato. En cambio tienes un sistema que está creado para que puedas encontrar lo que sea rápidamente por la forma en la que lo organizas o por la funcionalidad de búsqueda de la aplicación que vas a utilizar.

Confianza:

Hay mucha mierda en internet pero no en tu 2do cerebro.

Lo que entra ahí ha sido curado previamente por ti y es una fuente confiable de información a la que puedes recurrir en todo momento y lugar.

Automatización:

Copiar y pegar es fastidioso (peor cuando no sabes en donde).

Un 2do cerebro te va a permitir automatizar toda clase de cosas referentes a la información:

  • ¿Acabas de consumir un contenido de calidad? Clic en compartir y directo al segundo cerebro; si estás en la laptop, usas una extensión del navegador, clic y ahí te ves.
  • ¿Una frase que te gustó mucho? Sombrear, compartir y listo.
  • ¿Un documento con información relevante? Adjuntar al segundo cerebro y si es físico, escaneo con el teléfono, compartir y ya está.

Automatizar es posible cuando utilizas las herramientas adecuadas de la forma correcta.

Creación de Contenido:

Personalmente este es el beneficio que más me atrapó.

Cuando consumes contenido de calidad, empiezas a tener muchas ideas y tienes esta necesidad de compartirlo con los demás (o así sucedió conmigo).

Rápidamente me di cuenta que era difícil llevar el paso con todo lo que estaba leyendo, las ideas que tenía y mi habilidad para escribir todo eso de una forma no grotesca y que los demás puedan entender.

Mi segundo cerebro ha tenido mucho merito en que logre escribir de forma regular. Me permite tener más claridad y puedo recurrir al contenido que generó las ideas en 1er lugar.

Si quiero escribir sobre un tema: solo tengo que buscar en Notion, obtengo una cantidad de resultados, escaneo un poco, recuerdo y empiezo a copiar y pegar en la página de mi artículo. Puedo citar, parafrasear, agregar elementos, poner links y demás.

Esto hace que ahora mis posts tengan más contexto y trasfondo, es decir, mayor calidad.

Y no tengo que durar 1 semana escribiendo, de hecho, desde que empecé con mi nuevo sistema he reducido el tiempo de creación de contenido drásticamente de 1 - 2 semanas (o no creación en absoluto) a unas cuantas horas.

Eso es bastante cuando no te gusta decir las cosas superficialmente.

Este nuevo superpoder funciona con cualquier área, no solamente la escritura: vídeo, imágenes, productos, etc.

Ok ahora si me interesa, ¿Cómo armo mi 2do cerebro?

Esto será un tema para otro artículo para no hacerlo tan largo.

Te puedo adelantar que vas a necesitar una aplicación como Notion o Evernote para esto y estudiar un poco las posibilidades que te brinde la aplicación.

La recomendación de Tiago es Evernote y creo que estoy con él en eso pero mi amor por Notion no conoce barreras y esta no es una.

Configuré mi sistema en Notion (con todo y sus desventajas) y utilizo una libreta enumerada como apoyo para algunas cosas que se dan mejor escritas a mano.

Este video de un workshop que hace Tiago con David Perell te va a dar muchas luces sobre este asunto.

Si te interesa mucho mucho puedes hacerme cualquier pregunta en los comentarios (mejor opción si quieres que otros encuentren este asunto), Twitter o enviarme un correo.

Optimismo

Es una newsletter semanal con contenido propio y curado sobre productividad, diseño, negocios, mentalidad, marketing y la vida misma desde una perspectiva, bueno, optimista.

You have Successfully Subscribed!